buscar
Spanish flagEnglish flag






Tiempo estimado de lectura 2:05 min. rellotge


Tristeza: Acaba con ella

¿Qué haces cuando te sientes deprimido/a? ¿Atacas la heladera? ¿Prefieres no hablar con nadie? Si entras en este círculo te sugerimos poner en práctica algunas de estas recomendaciones. En poco tiempo notarás los cambios.

Cada vez hay más personas que sufren de depresión, se calcula que alrededor del 20 por ciento de la población en Argentina (1 de cada 5) padecerá en algún momento de su vida un cuadro de depresión.

Tomar el control
Es posible que estés pasando por un momento difícil en tu vida. Tomar conciencia y reconocerlo es el primer paso para superarlo. Además según recomiendan los especialistas, es necesario identificar y desterrar los pensamientos que puedan conducirte a una depresión, como el pensamiento repetitivo o el auto-sabotaje.

 

Analiza las siguientes recomendaciones:

Evita el pensamiento todo o nada/ blanco y negro
La vida no es blanca o negra, hay toda una gama de grises en el medio, esto quiere decir que no hay que llevar las cosas al extremo, el término medio existe. Hay que observar la realidad de forma más objetiva, buscando lo positivo de la vida. Por ejemplo si estás a dieta y venías perdiendo una buena cantidad de peso y luego entras en una meseta, trata de ver lo positivo del cambio que has hecho, no tires por la borda lo construido hasta el momento.

 

Autoestima sólida
No te tires abajo pensando que no eres lo suficiente bueno para nada. Eres valioso por el hecho de “ser”, tienes derecho a ser feliz y disfrutar de la vida como cualquier otro ser humano y dispones en tu interior de todas las herramientas para lograrlo.

 

Valórate como eres
Trata de seguir tus propios instintos y no te mides de acuerdo al consenso social o lo que se espera de ti. Construye tus propias metas y objetivos en base a lo que deseas realmente en tu fuero íntimo.

 

Deja atrás los malos hábitos
Parte de una autoestima sana y quererse sanamente implicar sanear tu entorno: tira a la basura todo aquello que desata tu ansiedad ya sea comida, vino etc. Come tres veces al día, de manera ordenada y en las proporciones justas.

 

No te obsesiones
Analiza los problemas que se presentan pero no te obsesiones con ellos puesto que te pueden llevar a imaginar y anticipar cosas que no son, este tipo de pensamiento puede llevar a paralizarte.

 

Arma una lista de objetivos
Fija bien tu camino y escribe aquello que quieres lograr en tu vida. Estamos acostumbrados a hacer listas para la compra de víveres o agendamos nuestras obligaciones, pero no anotamos aquellos que queremos lograr en nuestra vida: escribe tus metas, deseos y objetivos. Visualiza como te gustaría ser.

 

Un tropezón no es una caída
Va haber momentos que no te sientas entusiasmo con aquello que empredas, o que tal vez te asalte el pensamiento negativo “sabía que no funcionaría”. Toma estos pensamientos y sentimientos como algo momentáneo y sigue mirando hacia adelante.








...por Mariana Elizeche ...por Mariana Elizeche


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




1 comentario en Tristeza: Acaba con ella

  1. Hay gente que se empecina en ver la vida toda oscura, como si llevara gafas negras, yo no digo que sea la vida color de rosa pero también es útil aprender ver en la adversidad una oportunidad para crecer.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2017 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::


Todo el contenido publicado en MundoPsicología deberá ser interpretado con fines educativos y no pretende sustituir o reemplazar una evaluación, diagnóstico, tratamiento, consulta o consejos establecidos por su médico o profesional de la salud, ni la visita periódica al mismo.